domingo, 22 de junio de 2008

Ingenieros en el kínder


Podrán no saber leer pero sí entender los principios básicos de un circuito eléctrico. Son parte de la solución a largo plazo de la carencia de ingenieros en Alemania, a pesar de que apenas acaban de ingresar en la educación primaria.

Empresas industriales de ese país, que no encuentran personal especializado para ocupar más de 90.000 plazas vacantes de ingeniería, han decidido atajar el problema desde la raíz.

Muchos sostienen que si se estimula desde el jardín de infancia el interés por la tecnología y la ciencia, en el futuro se podrá contar con muchos y buenos ingenieros.

La solución viene enpaquetada: "la caja del descubrimiento".

¿Por qué?

Firmas como Siemens, Bosch y ThyssenKrupp figuran en el centenar de compañías que están aportando dinero y material a los jardines de infancia en todo el país para desarrollar la idea.

Si asumimos los retos tecnológicos de una manera divertida, la ingeniería puede ser muy estimulante tanto para jóvenes como para viejos

Dirk Haushalter, Bosch

Las "cajas del descubrimiento" contienen los recursos básicos que permiten enseñar a niños tan pequeños como de tres años de edad los principios elementales para crear, por ejemplo, un circuito eléctrico con baterías y bombillas.

Otras cajas muestran los rudimentos del funcionamiento de un vehículo automotor.

Y sin dudas que la iniciativa socorrerá a muchos padres que no saben qué responder a las múltiples preguntas típicas de la edad de los "¿por qué?".

"Tópicos estimulantes"

Esa es justamente la edad más adecuada para despertar el interés por la ciencia y la tecnología, como opina Dirk Haushalter, de Bosch.

"Necesitamos hablar con los niños a una edad muy temprana para explicarles cuán estimulantes pueden ser los tópicos relacionados con la ingeniería", manifestó.


Cientos de firmas han apostado por estimular el interés de los niños alemanes en las ciencias.
Haushalter rechazó de plano que el trabajo de los ingenieros pueda ser un poco aburrido.

"No lo es, siempre y cuando no lo reduzcamos a la pura teoría. Si asumimos los retos tecnológicos de una manera divertida, la ingeniería puede ser muy estimulante tanto para jóvenes como para viejos", aseveró.

"Cambio de clima"

Encarar ese reto es precisamente lo que tienen que hacer los ingenieros y los científicos para "cambiar el clima cultural" e "inspirar a las nuevas generaciones", le dijo a la BBC el doctor Mark Miodownik.

En opinión de Miodownik se necesita dar una respuesta "emocional" e imaginativa a la falta de personal especializado.

Pero, ¿por qué faltan ingenieros en Alemania?.

Sven Renkel, de la Asociación de Ingenieros de Alemania, expresó que personal calificado hay suficiente a nivel mundial.

El problema es la competencia internacional por atraelos. "Todos los países los quieren", explicó.

"No todo el mundo desea venir y trabajar en Alemania", concluyó Renkel.