martes, 13 de mayo de 2008

Ahora, los maniquíes también engordan


Causan sorpresa y, en algunos casos, alegría. Los maniquíes que simulan ser cuerpos con algunos kilitos de más abren las puertas de la moda a muchas gorditas.
Estas figuras plásticas están expuestas en las vidrieras de dos comercios del microcentro. La encargada de uno de esos negocios, Angela García, dijo que ello les permitió incrementar la venta de ropa de talles grandes. “Hemos comprobado que ayudó a levantar la autoestima de las clientas. Ellas mismas nos dicen que se sienten tenidas en cuenta e incluidas en la sociedad”, subrayó.
Para confirmar esto, Juliana López, una joven de 25 años afirmó: “me siento muy bien al comprobar que las vendedoras no se asustan cuando les digo qué talle soy”.