martes, 6 de mayo de 2008

Irán rompe el diálogo con EE UU sobre Irak


Irán anunció ayer que no va a mantener nuevas conversaciones con Estados Unidos sobre la seguridad de Irak mientras las fuerzas norteamericanas continúen sus operaciones contra las milicias chiíes en ese país. La decisión, que se produce tras la visita de una delegación iraquí a Teherán para pedir que cese en su ayuda a esos grupos armados, parece indicar un endurecimiento de la postura iraní.

"El objetivo principal de nuestras discusiones con Estados Unidos es la seguridad y la estabilidad de Irak, pero no dejan de producirse bombardeos norteamericanos y matanzas de iraquíes", declaró el portavoz del Ministerio de Exteriores, Mohamad Alí Hoseini, antes de estimar que "en esas condiciones las conversaciones carecen de significado".

Las palabras de Hoseini son la primera confirmación oficial de que Irán ha decidido interrumpir ese diálogo con EE UU. Ambos países mantuvieron el año pasado tres reuniones (dos entre embajadores y una entre expertos), en lo que se interpretó como un primer paso para desbloquear su ausencia de relaciones diplomáticas durante tres décadas. Sin embargo, desde el pasado diciembre, una anunciada cuarta reunión ha ido retrasándose con diversos pretextos.

Washington acusa a Irán de apoyar la milicia de Múqtada al Sáder, a la que todos se refieren sin nombrarla por tratarse del principal grupo armado fuera del control gubernamental.

En las últimas semanas, los portavoces militares estadounidenses han intensificado sus alegaciones y asegurado que han facilitado pruebas a las autoridades iraquíes.