miércoles, 28 de mayo de 2008

Ni malos, ni casados:¿cómo evitar la pareja errónea en internet?



SIDNEY (Reuters) - Cuando Jane Coloccia decidió buscar a su alma gemela en internet, no tenía idea de que ocho años y 200 citas después, se habría convertido en una experta en el tema, escribiría un libro y formaría un curso para enseñar sobre las trampas del amor virtual.

“El amor y las citas por internet, es un apasionante juego de lotería sentimental” (Abel Desestress)

Coloccia tenía 45 años, vivía en Manhattan y tenía problemas para conocer a hombres solteros y heterosexuales, cuando una de sus amigas conoció a un hombre por internet y se casó con él.


Entonces decidió probar y durante los años siguientes se vio inundada por correos electrónicos y mensajes instantáneos de hombres atentos.


Algunos que le dijeron que era hermosa, otros mintieron sobre su edad, peso, pelo o estado civil, y uno que se convirtió en su terapeuta.


"Iba a tres o cuatro citas por semana. Un domingo tuve tres citas -desayuno, comida y cena-," recordó Coloccia, que tiene su propia agencia de marketing y relaciones públicas.


Una vez que aprendió a identificar a los mentirosos, Coloccia escribió un libro, "Confessions of an Online Dating Addict: A True Account of Dating and Relating in the Internet Age," en el que recoge lo bueno, lo malo y la adicción de las citas online. Ahora está trabajando en un curso online sobre citas en internet.


Por ejemplo, explicó la autora, los hombres casados tienden a no poner una foto suya, no dan su teléfono móvil y suelen utilizar la mensajería instantánea por la noche.


Coloccia tuvo sus primeras citas tomando un café y sólo reservó para cenar una vez que había comprobado que el hombre era de su agrado. También fijó límites geográficos.


Otras recomendaciones suyas son hacer muchas preguntas a la otra persona antes, leer bien su perfil y mantenerse alejado de las páginas gratis, donde abundan los hombres casados y los que sólo buscan sexo.


"Descubre por qué está ahí la gente. La gente se cita online por muchas razones: algunos se sienten solos, otros sólo quieren hablar por mensajería instantánea y nunca conocerse, algunos quieren amistad, matrimonio o sólo sexo," explicó.


Coloccia lleva 18 meses con su novio Victor, al que conoció en internet y afirma que buscar pareja online ya no está mal visto, aunque puede ser adictivo.


"Puede ponerse muy seductor y es bonito abrir un correo y que alguien te diga que eres hermosa y que quieren conocerte," advirtió.


"Pero no es una experiencia real a menos que estés preparado para salir de detrás de la pantalla de tu computador y vayas a a vivirla," añadió.