jueves, 8 de mayo de 2008

Estados Unidos endurece sanciones a Cuba


Un nuevo capítulo en la historia de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos se abrirá el miércoles con nuevas restricciones para viajar y enviar paquetes a la isla comunista. Para la administración del presidente George W. Bush, las sanciones contribuirán a desestabilizar el régimen de Fidel Castro, en el poder desde 1959. Pero algunos cubanos en ambos lados del Estrecho de Florida no están de acuerdo.
MIAMI, Florida - Entraron en vigor las medidas que endurecen aún más el embargo económico contra Cuba, generando tensión entre la comunidad en el exilio. La serie de medidas que restringe los viajes y el envío de remesas y paquetes a la isla horadaron aún más a la débil unidad de los cubanos de Florida.
Manifestaciones a favor y en contra. Cubanos en el exilio realizaron una manifestación frente a las oficinas del congresista republicano Lincoln Diaz Ballart, en apoyo a las nuevas restricciones impuestas por el gobierno de Estados Unidos a los viajes y envío de dinero y remesas a Cuba. Para la mayoría de los manifestantes, las medidas adoptadas por la Administración Bush desestabilizan el régimen de Fidel Castro y bloquean una de las entradas de recursos más importantes para el gobierno comunista de la isla. Un grupo más pequeño protestó contra las medidas en el mismo lugar.
¡Queremos viajar a Cuba!
Protesta en el aeropuerto
Así mismo, cientos de viajeros cubanos que trataron de volar a última hora a Cuba para visitar a sus familiares antes de que entraran en vigor las nuevas restricciones se quedaron varados en el aeropuerto y realizaron una protesta espontánea y furiosa contra las nuevas restricciones. Al grito unísono de “Queremos volar, Cuba, Cuba”, los pasajeros mostraron su descontento con la decisión del Departamento de Estado de no autorizar a vuelos charter Cuba.
Juan Zárate, funcionario del Departamento del Tesoro, le explicó a Noticias 23 que las restricciones a los envíos de paquetes a la isla no contemplan excepciones.
Zárate indicó desde Washington que habrá severas multas de hasta 55 mil dólares para los infractores mayores de la ley y que el Departamento del Tesoro tratará de multar a aquellos que utilicen a terceros países para enviar paquetes y remesas.